loader image
El tiempo - Tutiempo.net

Deportes habilita una aplicación móvil para reservar la pista de pádel

A través de la App RESERVAPLAY en Campos del Río, los usuarios dispondrán de la oferta horaria de la pista a través de su móvil

La aplicación, que ya se puede descargar, empezará a funcionar el 7 de noviembre

La concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Campos del Río pone en marcha un nuevo sistema de reservas online para la Pista de Pádel del municipio.
A través de la aplicación App RESERVAPLAY en Campos del Río, los usuarios podrán realizar sus reservas para el uso de la pista.
La aplicación ya está disponible para aquellos que quieran descargarla. El próximo 7 de noviembre empezará a prestar servicio ofreciendo la oportunidad de realizar la reserva de pista de forma sencilla y ágil.

“A través de este nuevo servicio seguimos dinamizando el deporte en Campos del Río y evitamos desplazamientos y trámites ya que se facilita la disponibilidad de las instalaciones para que los usuarios puedan adaptarse a los horarios de uso”, explicaba el titular de Deportes, Iván Pérez, quien animaba a los deportistas que habitualmente hacen uso de estas instalaciones a descargar la aplicación y conocer los servicios disponibles.
Recuerda. Ya puedes descargar la App RESERVAPLAY en Campos del Río
Reserva la pista de pádel con un clic desde el móvil a través de RESERVAPLAY
Regístrate y reserva. Es fácil y rápido.

 

PROGRAMA DE GARANTÍA JUVENIL

Garantía Juvenil

 La Garantía Juvenil es una iniciativa europea que pretende facilitar el acceso de los jóvenes al mercado de trabajo. En España se enmarca en la estrategia de Emprendimiento Joven aprobada en febrero de 2013 por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. La Recomendación sobre la Garantía Juvenil establece que los jóvenes puedan recibir una oferta de empleo, de educación o formación tras haber finalizado sus estudios o quedar desempleados.

¿Quiénes pueden ser beneficiarios?

 Los jóvenes que cumplan los siguientes requisitos:

  • Tener nacionalidad española o ser ciudadanos de la Unión o de los Estados parte del Acuerdo Económico Europeo o Suiza que se encuentren en España en ejercicio de la libre circulación y residencia. También podrán inscribirse los extranjeros titulares de una autorización para residir en territorio español que habilite para trabajar.
  • Estar empadronado en cualquier localidad del territorio nacional español.
  • Tener más de 16 años y menos de 30 en el momento de solicitar la inscripción en el Fichero del Sistema Nacional de Garantía Juvenil.
  • No haber trabajado en los 30 días naturales anteriores a la fecha de presentación de la solicitud.
  • No haber recibido acciones educativas que conlleven más de 40 horas mensuales en los 90 días naturales anteriores a la fecha de presentación de la solicitud.
  • No haber recibido acciones formativas que conlleven más de 40 horas mensuales en los 30 días naturales anteriores a la fecha de presentación de la solicitud.
  • Presentar una declaración expresa de tener interés en participar en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil, adquiriendo un compromiso de participación activa en las actuaciones que se desarrollen en el marco de la Garantía Juvenil.

Servicio de Información de Garantía Juvenil.

En el servicio de Garantía Juvenil  ofrece los diferentes servicios:

  • Inscripción y seguimiento en el Programa de Garantía Juvenil.
  • Búsqueda de empleo.
  • Información sobre formación reglada y complementaria.
  • Inscripción a formación complementaria.
  • Ayuda y asesoramiento en tramites administrativos de becas, prestaciones, solicitudes escolares, oposiciones, etc.
  • Asesoramiento para emprendedores, autónomos, ayudas al alquiler.

El  mismo se encuentra instalado en el Ayuntamiento en horario de lunes a viernes de 9.00 a 14.00 h.

Datos de contacto:

Rosa García Jiménez.

Teléfono 968650135. 658912868

Email: juventud@camposdelrio.es

El Servicio de Garantía Juvenil esta subvencionado por el Fondo Social Europeo.

Relato ganador del concurso de relatos cortos con motivo de la Semana de la Mujer 2022

Descargar relato ganador

A mis abuelas, a mis tías y a mi madre.

Ojos azules

Era la tercera vez que me miraba de reojo, con sus ojillos achinados, vidriosos y algo pícaros, con sus pupilas de un azul intenso que ,en su juventud, debieron brillar intensamente y que, ahora sólo reflejaban el cansancio de una vida que había sido al compás de larga, muy dura.

– Abu, di lo que estás deseando preguntar desde que entré por esa puerta._ le dije mientras me giraba levemente.
– ¿Yo?_ dijo como si se hubiese sorprendido.
– ¡Si tú!. Venga Abu, te conozco y cuando pones esa mirada en mí, queriendo decir sin
hacerlo es que tramas algo, las abuelas no dais puntá sin hilo, como tú bien me enseñaste de niña._ Y le sonreí.
– ¡ Ya estamos !, que si me miras es porque quieres preguntar y, si al final pregunto es
que me meto en tu vida. ¡ releñe con la juventud!_ protestó.
– Abu, pregunta, y así nos quedamos las dos tranquilas._ dije ya por terminar la
conversación.
– Pues si, ahora que lo dices, llevo ya unos días que quiero preguntarte por ese novio
tuyo que ya no viene por aquí._ Y por fin, lo soltó.
– ¿ A qué novio te refieres?_ le pregunté haciéndome la despistada.
– A ese que trajiste la semana pasada, con una moña aquí arriba que parecía un pájaro
carpintero._ Dijo señalándose la parte superior de la cabeza.
– Abu, ese chico se llama Jesús y no es mi novio._ le argumenté con toda la paciencia
que pude.
– ¡ Releñe! ¿No es tu novio y te fuiste con él un fin de semana por ahí, no sé dónde
porque no se lo pude sonsacar a tu madre?._ Preguntó así de directa.
– Eso no significa nada, además ya hemos terminado._ le contesté tajantemente.
– A ver que yo lo entienda nieta, te vas con él y pasaríais la noche en el mismo sitio…_
aclaró vocalizando muy despacio.
– Si, claro._ dije yo rotundamente.
– ¡ Madre del Amor Hermoso!. ¡Entonces, lo que te ha pasado ya sé yo lo que es!_ dijo
subiendo la voz, porque levantarse de la silla le hubiese costado más trabajo.
– ¿ Qué ha pasado, según tú, Abu?_ le interrogué, porque yo también quería que me
diese su versión de los hechos.
– ¡ Que el muchacho no quiere cumplirte ahora!_ dijo a pleno pulmón.
– ¡ Por favor!, ¡no es eso!_ repuse con firmeza.
– En mis tiempos, un hombre le cumplía a su novia, y si no, lo buscaba el padre y lo
traía bien derechito, con el cañón apuntando la espalda. _ afirmó mientras subía la mano y apuntaba como si tuviese un arma de verdad.
– ¡ABUELA…!_ ya no podía contenerme más.
– ¡No te pongas así, que eso mismo hizo tu abuelo con tu padre!_ comentó por lo bajo,
pero aún así lo oí.
– Pues se podía haber estado quieto el abuelo…_ comenté yo en el mismo tono de voz.
– Si, en eso tienes razón…, primero lo buscó para traerlo a la fuerza, y después, le
apuntó para que no volviese a poner los pies en esta casa. _ dijo con rotundidad.
– Si, Abu, me acuerdo y no me gustaría hacerlo._ lo dije como un pensamiento en voz
alta.
– Pues, aunque duela hay que acordarse, eso mismo le digo a tu madre, que lo que
tiendes a olvidar puede volver a ocurrir por la falta de no tenerlo presente._ lo dijo como una sentencia.
– Abu, déjalo correr, hace ya mucho tiempo._ expuse, queriendo acabar con la
conversación.
– ¡Leche! ¡ qué manía, nieta!, que yo no quiero revivir aquello, pero tampoco olvidarlo como si no hubiese pasado. Que tu abuelo , que en paz descanse, tuvo que tragase su orgullo, que era mucho, y pasar la vergüenza que pasó…_ afirmó con voz quebrada.
– Abu, ¡vergüenza ninguna!, ¡Estaban maltratando a su hija!_ y, ahora sí, subí la voz.
– Eso es ahora, pero antes que un padre echara a su yerno por darle un guantazo a su
mujer era otra cosa._ dijo, ya algo más repuesta.
– Es que el abuelo era un adelantado a su tiempo_ dije con una leve sonrisa.
– Eso puede ser, tenía sus cosas, no quería que saliese pintada a la calle porque yo era
buena moza, y él se ponía muy celoso; además, ¡que yo no salía ni al portal de la calle si él no venía conmigo!. Pero, vamos, ¡cuando ese desgraciado le puso la mano a su niñita lo tuvo bien clarito!, ¡ a la calle y no vuelvas!._ lo dijo poniendo tanto énfasis que casi se le cae la dentadura.
– Abuela, que tienes la lengua muy suelta esta tarde…_ le reñí.
– Perdóname, cosas de mayores, reflexiones de personas que estamos al final de la
carrera, casi llegando a la meta._ murmuró entre una mueca de risa y seriedad.
– Abu, a ti te quedan, todavía, unos cuantos kilómetros._ y la besé.
– Bueno, no me cambies de tema, el muchacho ese…_ dijo para llevarme otra vez a su
terreno.
– Jesús_ le dije recordándole el nombre.
– Ese que se llama como nuestro señor, pero sólo se le parece en el nombre._ espetó.
– Pues, eso Abu, que no lo tenía claro, y lo he dejado. _ le comenté como cuando le
tienes que explicar algo a un niño.
– ¡ Virgen Santísima! ¿ Tú lo has dejado?._ dijo bastante sorprendida.
– Si, definitivamente._ dije mirándola a los ojos.
– Cariño, y, ¿ por qué si puede preguntártelo esta viejita entrometida?_ soltó
aprovechando esa sonrisa picarona.
– Porque Abu, tenía claro que no quería que la historia se repitiese…_ dije , y esta vez
sí que no pude disimular la tristeza para que no se diese cuenta.
– ¡Niña mía!_ Exclamó, esta vez levantándose de la silla como pudo_ ¿ Ves como te ha
servido la memoria?, No para odiar, sino para valorar cómo enfrentarte a la vida en el momento en que se te presenta una situación similar a la que quisiste enterrar. La memoria, nieta, no debe guardar rencor alguno, sólo mantener vivo el recuerdo para que ciertos sucesos no vuelvan a ocurrir. ¡ Estoy muy orgullosa de ti!_ terminó su discurso y se sentó porque ya sus piernas no le sujetaban el cuerpo.
– Abu, y yo de ti._ le dije abrazándola muy fuerte.
– Nieta, digo yo, que aunque durmieseis juntos en aquel viaje, sería conveniente que un
futuro novio no se enterase._ me susurró al oído mientras se prolongaba el abrazo.
– ¡ABUELA!_ me separé de golpe.
– ¿ Qué?, ¡leche, una mentirijilla!_ dijo sonriendo y dándome un suave azote.
– Abu, en estos tiempos eso no tiene la importancia que tenía en los tuyos; ahora existe
libertad sexual para la mujer que, por desgracia, ni tú ni mi madre pudisteis disfrutar._ alegué.
– ¡ Por desgracia!, ¡Tú lo has dicho! Si yo volviera, no iba a ser tu abuelo el único que
no fuese virgen al matrimonio. _ argumentó ya con una gran sonrisa, enmarcada por unas arrugas propias de su edad.
– ¡ Eso Abu, así se habla!_ dije, saltando de alegría.
– ¡Madre mía!, espero que tu abuelo no lo haya escuchado allá donde esté._ afirmó
mirando hacia el techo.
– Lo siento, abu, siento la vida tan dura que habéis llevado mi madre y tú._ comenté a
modo de homenaje.
– ¿ Qué habláis?. ¡Parece que he oído algo sobre mí…!_ soltó mi madre, que apareció
de repente tras el cristal de la puerta que daba acceso al patio.
– Nada hija, que la tuya ha dejado al novio, que la mujer tiene, afortunadamente,
libertad sexual y poder de decisión sobre su vida, y que, nosotras hemos contribuido a que estas nuevas generaciones de mujeres, como mi nieta, puedan tener las libertades que a nosotras nos faltaron._ dijo de tirón, sin atrancarse y con rotundidad.
– Mamá, Abu, os quiero…_ les dije con lagrimas en los ojos y las abracé.
Vuelve a quedarse pensativa, ahora ya no me mira sino que dirige sus profundos ojos de azul intenso hacia el infinito y esboza una sonrisa.

Espero que hayáis disfrutado leyéndolo tanto como yo escribiéndolo.
Mª José Alfonso García.

I EXPOSICIÓN VIRTUAL DE PINTURA DE D. MIGUEL GOMEZ GOMEZ

Es un autentico placer para mí presentar la I Exposición Virtual de Pintura para la página web del Ayuntamiento, que recoge la obra de uno de nuestros artistas más conocidos, D. Miguel Gómez Gómez.

Miguel cuenta con un curriculum extenso y su afán por mejorar su técnica se observa a lo largo de su obra, a ello se suma que se trata de una persona de gran humanidad y siempre con disposición al servicio público , a colaborar y participar de la cultura y vida social de su pueblo.

Además de exponer en diversos lugares de la región y fuera de ella, en varias ocasiones, el Ayuntamiento ha organizado una exposición de sus obras, pero se ha tratado de una muestra muy concreta, por lo que con esta exposición virtual se pretende recoger toda su trayectoria, desde su inicio hasta las obras más recientes.

Miguel es una persona que vive el arte, que ama a su pueblo, el cual forma parte habitual de la temática de su pintura, aunque también se ha atrevido con versiones personalizadas de grandes pintores como Leonardo, Velázquez, J. Crossio, Murillo, etc…

En esta exposición se pueden ver tanto obras de estilo más tradicional, (como paisajísticas, bodegones, florales, retratos…,) como su estilo más surrealista, donde el artista desarrolla toda su creatividad.

Ha sido galardonado, en diversas ocasiones, en concursos para las portadas del programa de fiestas, así como el concurso de la semana de la mujer, en dos ocasiones, organizado por el Ayuntamiento.

Como artista polifacético que es, también se ha atrevido con la escultura, la restauración y la ilustración de libros como los de D. Matías Valverde Garcia, Cronista Oficial de Campos del Rio, bajo el título “LOS MOLINOS DE CAMPOS DEL RIO” y el de D. Juan Abenza Valverde en su libro “CAMPOS DEL RIO EN TIEMPOS DE GUERRA”.

Su manera de vivir el arte se detecta cuando explica su obra a los distintos colectivos del municipio, disfrutando y transmitiéndolo tal y como él lo vive.

Espero que esta exposición sirva para fomentar y dar a conocer la obra de este artista campero, y que la disfrutéis tanto como yo. GRACIAS MIGUEL.

La Alcaldesa, Mª José Pérez Cerón.

La transparencia brilla por su ausencia en los ayuntamientos de la Región de Murcia

 

“Sorprende por su buena nota el Ayuntamiento de Campos del Río, al que solo supera Murcia. Otros como Totana, San Pedro del Pinatar, Cartagena, Torre Pacheco, Caravaca de la Cruz y Alcantarilla también obtienen muy buena nota.”

La transparencia en la gestión administrativa de cualquier entidad pública local se fraguó en España al de la crisis financiera global de 2008 y, sobre todo, tras los numerosos casos de corrupción política y económica conocidos en la segunda década del siglo XXI que originaron un contexto político muy convulso. De ahí nació la Ley de Transparencia, en 2013, para dar respuesta a un creciente interés social, también hoy en día, que se centra en conocer cómo se administra el dinero de los ciudadanos desde los ayuntamientos hasta el Gobierno central.

Esa norma cogió fuerza a raíz de los sucesivos casos de manipulación contable en los ayuntamientos españoles durante las últimas décadas que, sumado a los casos de corrupción, llevaron a una pérdida de confianza por parte de la ciudadanía. La ley obliga a los consistorios a publicar en sus páginas web una serie de informaciones relativas a la gestión financiera y económica del municipio: contratos, importes de licitación y adjudicaciones; subvenciones y ayudas públicas; presupuestos; convenios; retribuciones de altos cargos o las declaraciones anuales de bienes y actividades de los concejales de las corporaciones.

Campos del Río, un pellizco de oasis en medio del desierto

“Travesía al desierto y encuentro con la paz”, María José Pérez, alcaldesa de Campos del Río
He querido que coincidiera la publicación del especial de Campos del Río con la luna llena que en estos días tenemos como compañera de noche, y es que como bien dice uno de sus eslóganes favoritos: ‘Aquí vive la luna’.

La primera vez que visité esta localidad fue hace ya más de veinte años, comí con varias trabajadoras de la entonces empresa emblema de la zona Halcón Foods, y durante la comida, una de sus trabajadoras me contestó a una pregunta de una manera que décadas después aún sigue acompañándome en mi vida.
«¿Cuánto tiempo llevas trabajando aquí?», le pregunté. No recuerdo el nombre de ella, solo sabía que había dejado los estudios para ayudar a la familia. «Entré con la naranja y me quedaré hasta la uva», me dijo. No he vuelto a escuchar a nadie más hablar así del factor tiempo. Y es que en Campos del Río, si hay algo que caracteriza a su gente, es su manera particular de ver la vida.

Una ciudad que coloca un busto en la puerta del Ayuntamiento dedicado a La Tía Juana de Calderón, por asistir y acompañar a los cientos de partos que se realizaban entonces sin anestesia, sin quirófanos, ni ecografías; esto es otro signo más de que nos encontramos en un pueblo que no olvida a los suyos.

 

Lo primero que piensas cuando llegas a este lugar es que el tiempo se detuvo hace unos lustros, un cartel de Estrella de Levante que aún pervive, te lleva a los años setenta y ochenta del siglo pasado, una farmacia que se traspasa y un paseo lleno de palmeras majestuosas y orgullosas escoltan un Ayuntamiento donde su alcaldesa, María José Pérez, que compagina su vida profesional con su responsabilidad política, se convierte en la puerta de entrada a su pequeño y coqueto casco antiguo.

Aventuras que no debes perderte

Llega a mis manos el libro de Miguel Gómez Gómez Badlands o Desierto de Campos del Río que, sin duda, constituye la mejor manera de entender la historia de este lugar. Y es que estas tierras, sumergidas bajo las aguas del gran lago que hubo aquí, han construido una especie de jeroglífico lleno de ramblas, taludes, hoces y cañones que, cuando comienza en esta época del año al caer la tarde y la luna se enciende, la convierten en un lugar mágico.

La ruta de los miradores badlands, de Cañada Honda, de las Dunas del Desierto o la de las Grandes Hoces, son algunas aventuras que no debes perderte, si bien es cierto que debes programarla muy bien, a partir de mayo, y no con el sol como aliado, sino con la luna. «Cuando la luna llena se asoma, estar en nuestro mirador se convierte en uno de los mejores escenarios naturales del mundo», me dice orgullosa la alcaldesa de Campos del Río.

«Campos es una gran desconocida»

María José Pérez me acompaña todo el rato a enseñarme el casco antiguo. Hacía tiempo que no veía a una persona sentirse tan orgullosa de su gente y de su historia, cansada -imagino- de que mucha gente prefiera no desviarse dos minutos de la autovía del noroeste para conocer este lugar. «Campos es una gran desconocida», se lamenta la alcaldesa, y con razón.

Llegamos al corazón de esta localidad, su mirador. Ahora entiendo lo que me decía María José de la luna llena. Este lugar es un balcón donde por la noche estás tú solo frente a la luna, desnudos, despojados de luces y adornos, cara a cara.

Aquí encontramos, junto a su famosa Torre del Reloj, la Hospedería del mismo nombre. Si busca un lugar donde descansar con encanto, no busque más. Salvador le atenderá gustosamente, y es que tras este periodo de pandemia y encierros, están deseando volver a ofrecer lo mejor de sí mismos.

La Ermita de San Juan Bautista, cuya imagen es obra del gran escultor Roque López y donde podemos también disfrutar de algunas tallas de la Escuela de Salzillo; calles estrechas y revueltas, envueltas en colores granate, azules y ocres, abrazan su mirador, el lugar donde se ubicaba su Castillo. Quizás no tengan un gran patrimonio histórico, ni paseos llenos de arboledas frondosas, ni edificios asombrosos, pero no se pierdan un atardecer aquí cuando la luna abandona su hogar para asomarse al mundo.

Aquí todo el mundo se conoce, se saluda, saben que en su unidad está su fortaleza.

Algo tendrá este municipio cuando una de las residencias de personas mayores de mayor lujo que hay en el Mediterráneo, Club de Campos, ha elegido este lugar.